El discurso ambientalista de Benedicto... (PDF Download Available)

May 8, 2018 | Author: Anonymous | Category: Documents
Report this link


Description

sphera.ucam.edu ISSN: 1576-4192 ● Número 16 ● Vol. I ● Año 2016 ● pp. 132-149

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en la prensa española a partir de la publicación de Laudato Si’

María José Pou, Universidad CEU-Cardenal Herrera (España) [email protected] Fernando Sahuquillo Verdet, Universidad CEU-Cardenal Herrera (España) [email protected] Recibido: 24/05/2016 ● Aceptado: 23/06/2016 ● Publicado: 28/07/2016

Cómo citar este artículo: Pou, M. J. & Sahuquillo, F. (2016). El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en la prensa española a partir de la publicación Laudato Si’. Sphera Publica, 1(16), 132-149

RESUMEN La clave ambientalista parece haberse acomodado entre las expectativas de la prensa en relación a la Iglesia. La publicación de la encíclica Laudato Si’ fue acogida como la confirmación de una posición claramente defensora de la sostenibilidad y la protección del Medio Ambiente por parte del Vaticano. Sin embargo, las bases de esa imagen “verde” de la Iglesia no son exclusivas del pontífice actual. En este artículo se ahonda en esa interpretación en clave de continuidad/ruptura y en el tratamiento que la prensa española dio la publicación de la encíclica Laudato Si’. El análisis El País, El Mundo, ABC, La Razón, El Periódico y La Vanguardia entre el 14 y el 24 de junio de 2015 se realiza bajo los presupuestos de la teoría del framing y el análisis de contenido.

PALABRAS CLAVE Información religiosa, Laudato Si, framing, Papa Francisco, Benedicto XVI, Medio Ambiente, análisis de prensa.

Environmental arguments by Pope Benedict XVI and Pope Francis in the Spanish press on the occassion of Laudato Si' María José Pou, Universidad CEU-Cardenal Herrera (España) [email protected] Fernando Sahuquillo Verdet, Universidad CEU-Cardenal Herrera (España) [email protected]

Received: 24/05/2016 ● Accepted: 23/06/2016 ● Published: 28/07/2016

How to reference this paper: Pou, M. J. & Sahuquillo, F. (2016). El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en la prensa española a partir de la publicación Laudato Si’. Sphera Publica, 1(16), 132-149

ABSTRACT The environmental key seems to have settled between the expectations of the press in relation to the Church. The publication of the encyclical Laudato Si’ was seen as confirmation of a position clearly advocate sustainability and environmental protection by the Vatican. However, the basis of this "green" image of the Church are not exclusive of the current pontiff. This article delves into the interpretation in key continuity / rupture and treatment in the Spanish press reported the publication of the encyclical Laudato Si'. The analysis of El Pais, El Mundo, ABC, La Razón, El Periodico and La Vanguardia between 14 and 24 June 2015 is based on the theory of framing and content analysis.

KEY WORDS Stampa, Laudato Si, Papa Francesco, giornalismo religioso

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

INTRODUCCIÓN "A las nuevas generaciones está encomendado el futuro del planeta, en el que son evidentes los signos de un desarrollo que no siempre ha sabido tutelar los delicados equilibrios de la naturaleza. Antes de que sea demasiado tarde, es preciso tomar medidas valientes, que puedan restablecer una fuerte alianza entre el hombre y la tierra. Es necesario un "sí" decisivo a la tutela de la creación y un compromiso fuerte para invertir las tendencias que pueden llevar a situaciones de degradación irreversible".

Quizás si preguntáramos a alguno de los profesionales de la información que ha expuesto las claves de la encíclica Laudato Si’ en España, contestaría que la frase anterior es inequívocamente de Francisco, el gran Papa verde que exige a los poderosos medidas urgentes para luchar contra la degradación del planeta. Sin embargo, la cita no es de Bergoglio ni es reciente. Es de Benedicto XVI (2007) y tiene casi diez años de historia. La pronunció en el que fue considerado “primer encuentro ecológico juvenil” celebrado en el Santuario de Loreto el 2 de septiembre, es decir, poco tiempo después de ser elegido Papa. Ciertamente es una referencia mínima, que no señala responsables pero sí encarga una tarea a los jóvenes mucho antes de que el mensaje ambientalista se asentara en buena parte de la Iglesia. Es una de las primeras afirmaciones rotundas del Papa Benedicto XVI sobre el cuidado de la Creación. Luego vendrán muchas otras, sobre todo cuando se encuentre con los jóvenes. En cambio, a pesar de todo ello, algunos diarios españoles han afirmado, con motivo de la publicación de la Encíclica Laudato Si’, que Francisco es el primer Papa que habla con contundencia de la defensa del Medio Ambiente: Aunque Francisco se esfuerza en demostrar con abundantes citas que sus inmediatos antecesores —Benedicto XVI y Juan Pablo II— ya dijeron cosas por el estilo, o las dijeron en latín o no colocaron bien el acento, porque nunca la repercusión fue tan grande (Ordaz, 2015: 3).

Sin duda, la apreciación de cuán contundente sea una afirmación es subjetiva pero no tanto como para ignorar el papel de los antecesores, en especial, Benedicto XVI, en el posicionamiento, claramente defensor del entorno natural, de la Santa Sede. No solo se trata de palabras ni de mensajes diseñados para una buena acogida entre los jóvenes. También hay hechos, decisiones de sostenibilidad del propio Estado de la Ciudad del Vaticano y una insistencia nunca apagada en reclamar una ecología integradora, capaz de proteger el entorno y las formas de vida presentes en él. Una ecología profundamente humanista. Este artículo tiene como objetivo determinar la representación periodística del Papa Francisco en relación al discurso ambientalista y su relación con su predecesor, Benedicto XVI. El contexto elegido es la publicación de la Encíclica Laudato Si’ con el fin de conocer las claves de

Página 134

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

interpretación que la prensa utilizó para explicar la importancia de la encíclica y el perfil ambientalista del Papa Francisco, así como la diferencia de éste en relación a sus antecesores.

1. MARCO TEÓRICO La información religiosa es una de las temáticas periodísticas con menos presencia en la investigación, la literatura científica y la enseñanza del periodismo en España. Por lo general, no suele incluirse entre las áreas de especialización salvo como un contenido del área de “Sociedad” (Guasch, J.M, 1990: 179) y así se encuentra en los estudios sobre Periodismo Especializado e incluso en el ámbito profesional. Además, cuando adquiere presencia por sí misma, suele hacerlo con un carácter marcadamente confesional y referido a la información sobre la Iglesia católica (Fernández del Moral, J., 2004; Mirón, L. y Cebrián, D., 2013). Los estudios más abundantes en España tienen relación con el catolicismo tanto en su vertiente apologética vinculada a la historia de la prensa católica (Cantavella, J., 2004) como en el análisis del tratamiento periodístico de la realidad religiosa (Contreras, 2004), algunos de ellos, desde la perspectiva del framing (Contreras, D. 2007). Solo recientemente empiezan a incorporarse otras voces referidas a religiones minoritarias en nuestro país (González, P. S., y Castillo, G. P., 2013). En el caso del Vaticano y de los últimos Papas, existen trabajos parciales sobre el tratamiento periodístico de Benedicto XVI (Morales, F.C., 2006; Pou-Amérigo, M.J., 2006; Sánchez, J. S., Díaz, P. M., & Ormaechea, S. L., 2013) y de Francisco (Cartes Barroso, M. J. 2014; Coronado, 2015) pero ninguno de ellos aborda el posicionamiento ambientalista de ambos pontificados 1 y su presencia en los medios, de ahí que resulte de interés su abordaje, especialmente, tras la publicación de la Encíclica Laudato Si’.

2. METODOLOGÍA Para aproximarnos al tratamiento que la prensa española dio a la publicación de la encíclica Laudato Si’ escogimos los diarios generalistas de tirada nacional y de mayor difusión, según OJD: El País, El Mundo, ABC, La Razón, El Periódico y La Vanguardia. El periodo analizado fue de 10 días, desde la filtración del texto (14/06/2015) hasta las últimas reacciones a su presentación oficial (24/06/2015). La metodología empleada combinó la teoría del framing con el análisis de contenido. La teoría del framing se fundamenta en la capacidad que tienen los medios de comunicación, con su forma de narrar la realidad, de determinar la agenda pública y de ofrecer

1

El de Pou-Amérigo, M.J. (2012), que solo aborda la figura de Benedicto XVI, es el punto de partida de

este trabajo.

Página 135

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

un modo de interpretar los temas de actualidad. Es el marco de referencia que está presente de forma implícita en el relato. Para hallar ese marco, se utilizará el análisis de contenido que, en palabras de Krippendorf, es “una técnica de investigación destinada a formular, a partir de ciertos datos, inferencias reproductibles y válidas que puedan aplicarse a su contexto” (1990:28). Con las constantes presentes en los mensajes, la selección de fuentes, las imágenes o las referencias estereotipadas, podemos determinar el predominio de las claves interpretativas que el medio establece y comparte con sus lectores. De ese modo llegaremos a saber, como dice Entman, los aspectos de la realidad percibida que el medio selecciona y “los hace más destacados en un texto comunicativo, de tal modo que promuevan una particular definición del problema, interpretación causal, evaluación moral y/o recomendación del tratamiento” (Entman, 1993: 52). La muestra está compuesta por las piezas publicadas, incluyendo géneros informativosinterpretativos y de opinión. En ellas, la ficha de análisis aplicada incluye los datos de identificación (diario, fecha, página, sección); los datos de tratamiento (género, elementos gráficos, autoría) y los campos referidos al encuadre y la presencia de antecedentes (tema, caracterización del Papa; referencias a pontífices o doctrina anterior).

3. EL LIDERAZGO AMBIENTALISTA DE BENEDICTO XVI Desde los inicios de su Pontificado, Benedicto XVI insistió en la necesidad de cuidar el planeta y de cambiar los hábitos de vida que perjudican el mundo en el que vivimos (PouAmérigo, M.J. 2012). No fue un tema exclusivo sino que lo hizo dentro de una reflexión más amplia sin buscar el foco mediático como Papa ecológico. Así se entiende que en su homilía de inicio de Pontificado (2005) –que por lo general se considera de valor “programático”- afirmara: Los tesoros de la tierra ya no están al servicio del cultivo del jardín de Dios, en el que todos pueden vivir, sino subyugados al poder de la explotación y la destrucción.

La denuncia no puede ser más clara contra quienes abusan de los recursos. No hay sutileza sino expresa condena de quienes impiden la finalidad para la que existen los recursos de la tierra: el “cultivo del jardín de Dios en el que todos pueden vivir”. Frente a eso, la explotación y destrucción. En ninguna homilía la selección de asuntos es gratuita, pero mucho menos en una de esa importancia, la que un Papa pronuncia en su primera misa como Pontífice, que centra el interés de los fieles católicos pero también de las cancillerías y los medios de comunicación. En un momento como ése, con todo el mundo pendiente de las palabras del nuevo Papa la elección de la cuestión ambiental y la rotundidad al pronunciarse sobre ello son muy significativas. En efecto, su Pontificado confirmará que ésa es una de las preocupaciones del Papa Ratzinger. Aunque se llegue a esa conclusión con efecto retroactivo.

Página 136

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Durante el primer año de pontificado nadie atiende a la cuestión ambiental en las intervenciones del Papa, pues el interés estaba centrado en conocer el rumbo general de la Iglesia con el nuevo pontífice. Por eso ningún medio español recogerá sus pequeñas pero constantes aportaciones, como la carta que envía al Patriarca de Constantinopla con motivo de un simposio sobre religión, ciencia y ambiente, en torno al Amazonas, o el ángelus del 27 de agosto de 2006 en el que Ratzinger se refiere a la celebración de la primera Jornada para la salvaguarda de la Creación, organizada por la Iglesia italiana. El Papa dirá, con ese motivo, que la creación: Corre grave peligro a causa de opciones y estilos de vida que pueden deteriorarla. El deterioro ambiental hace insostenible especialmente la existencia de los pobres de la tierra. En dialogo con los cristianos de las diversas confesiones, es preciso esforzarse por cuidar la creación, sin dilapidar sus recursos y compartiéndolos de manera solidaria.

Será la prensa italiana la que se haga eco de la censura de Benedicto XVI hacia los estilos de vida que deterioran el planeta (Corriere della Sera, 2006). Su preocupación por el medio ambiente continuará durante el año siguiente. En 2007 el mensaje de la Jornada de la paz hacía una clarísima mención a la ecología pues el Papa (2007) exigía una “ecología humana” y “una ecología social”: Esto comporta que la humanidad, si tiene verdadero interés por la paz, debe tener siempre presente la interrelación entre la ecología natural, es decir el respeto por la naturaleza, y la ecología humana. La experiencia demuestra que toda actitud irrespetuosa con el medio ambiente conlleva daños a la convivencia humana, y viceversa.

El texto se apoyaba en su antecesor, San Juan Pablo II, quien en la encíclica Centesimus annus ya escribía (1991: n.37-38): Es asimismo preocupante, junto con el problema del consumismo y estrictamente vinculado con él, la cuestión ecológica. El hombre, impulsado por el deseo de tener y gozar, más que de ser y de crecer, consume de manera excesiva y desordenada los recursos de la tierra y su misma vida (…) Además de la destrucción irracional del ambiente natural hay que recordar aquí la más grave aún del ambiente humano, al que, sin embargo, se está lejos de prestar la necesaria atención. Mientras nos preocupamos justamente, aunque mucho menos de lo necesario, de preservar los «habitat» naturales de las diversas especies animales amenazadas de extinción, porque nos damos cuenta de que cada una de ellas aporta su propia contribución al equilibrio general de la tierra, nos esforzamos muy poco por salvaguardar las condiciones morales de una auténtica «ecología humana».

Página 137

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

Lo más curioso, en cualquier caso, es que las palabras del Papa terminaban con una referencia a quien, al parecer, ha inspirado la encíclica de Francisco, Laudato Si’, pues al vincular la ecología y la paz, Ratzinger citaba a Francisco de Asís y su Cántico de las Criaturas (2007: n.8): Cada vez se ve más claramente un nexo inseparable entre la paz con la creación y la paz entre los hombres. Una y otra presuponen la paz con Dios. La poética oración de San Francisco conocida como el “Cántico del Hermano Sol”, es un admirable ejemplo, siempre actual, de esta multiforme ecología de la paz.

Ese mismo año, 2007, marca un punto de inflexión en el compromiso de la Iglesia con la conciencia ecológica pues no se trata solo de palabras sino también acciones: la Santa Sede decide instalar paneles solares en el techo de la Sala Nervi, la utilizada para las audiencias de los miércoles cuando lo exigen las condiciones meteorológicas. Unos días más tarde se anuncia también que el tema de la Jornada Mundial de la Juventud, a celebrarse en agosto de 2008 en Australia, sería la ecología. La confirmación de que en el Pontificado de Benedicto XVI la protección del Medio Ambiente iba a ser un tema esencial llega en los grandes acontecimientos de 2008: la visita a los Estados Unidos y Australia (con motivo de la JMJ) y la inclusión de los comportamientos lesivos hacia el medio ambiente entre los nuevos pecados anunciados en marzo de ese año. La prensa norteamericana será la que dé carta de naturaleza a la percepción de estar ante un “pontífice ecologista” con información en la que le bautiza como “Green Pope”. No es cualquier publicación. Es la revista Newsweek quien así le llama (Stone, D., 2008) poco antes de que aterrice en Estados Unidos. Es cierto que en su visita la prensa está más atenta a los gestos del Papa hacia las víctimas de la pederastia pero no por ello deja de tener presente la sensibilidad hacia el cuidado de la Creación. En cualquier caso, lo más significativo es que, a partir de ese momento, los medios incluyen la clave “green” en todas las informaciones sobre Benedicto XVI. Aquel reportaje marcará el punto de inflexión en el encuadre sobre la figura de Ratzinger. No quiere decir que solo fijen la atención en ello olvidando lo demás sino que siempre que haya alguna referencia, por pequeña que sea, del mensaje proteccionista, los medios se interesarán por ello. Así, la imagen simbólica de su visita a Australia es la del Papa sosteniendo en brazos a un koala. No es nueva. Existe la misma fotografía de San Juan Pablo II. Sin embargo, la diferencia radica en que, con un Ratzinger considerado “Green pope”, la lectura de la foto vendrá dada por ese rasgo. La misma imagen en su antecesor es un gesto de proximidad, entrañable y que rompe la imagen hierática de los pontífices hasta entonces; en cambio, en el Papa ecologista, simboliza su sensibilidad ambiental. Tan pendientes están algunos de esa condición que interpretan hasta el verde de la casulla con la que celebra la misa como una demostración de su defensa del medio ambiente, ignorando así el sentido de los colores litúrgicos.

Página 138

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

La preocupación por el tema ambiental germina en la encíclica Caritas in veritate, publicada el año siguiente, 2009. Aunque no está dedicada a la cuestión ambiental de forma explícita, si se presenta como una encíclica “sobre el desarrollo humano integral en la caridad y la verdad”. En ella, el Papa alza la voz sobre el deterioro del Medio Ambiente y de las formas de vida, de un consumismo exacerbado, que llevan a ello. Así, dice (n.51): El modo en que el hombre trata el ambiente influye en la manera en que se trata a sí mismo, y viceversa. Esto exige que la sociedad actual revise seriamente su estilo de vida que, en muchas partes del mundo, tiende al hedonismo y al consumismo, despreocupándose de los daños que de ello se derivan.

Sin embargo, hay dos elementos que pueden romper esa idílica imagen de Ratzinger como un Papa ecologista en la línea de los grupos defensores del medio ambiente. Por una parte, pone su interés en el ser humano, en las relaciones humanas y en cómo los cambios en el entorno pueden perjudicarlas: guerras con motivo de los recursos naturales o zonas empobrecidas y desérticas por efecto de los conflictos. Así, el Papa afirma: Cualquier menoscabo de la solidaridad y del civismo produce daños ambientales, así como la degradación ambiental, a su vez, provoca insatisfacción en las relaciones sociales. La naturaleza, especialmente en nuestra época, está tan integrada en la dinámica social y cultural que prácticamente ya no constituye una variable independiente.

Su prioridad no es la naturaleza por sí misma sino la interacción del ser humano con ella y, en última instancia, le preocupa esa “ecología humana” de la que ya hablara San Juan Pablo II. En el mismo sentido y en segundo lugar, alerta sobre un ecologismo que entroniza a la propia Naturaleza, lo que puede chocar con algunas posturas entre los defensores del Medio Ambiente: Es contrario al verdadero desarrollo considerar la naturaleza como más importante que la persona humana misma. Esta postura conduce a actitudes neopaganas o de nuevo panteísmo: la salvación del hombre no puede venir únicamente de la naturaleza, entendida en sentido puramente naturalista.

Pero lo que más distancia a algunos de su planteamiento es la continuación de ese principio general que lleva a afirmar que el respeto por la Naturaleza exige respeto por el ser humano desde su concepción hasta su muerte natural:

Página 139

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

La Iglesia tiene una responsabilidad respecto a la creación y la debe hacer valer en público. Y, al hacerlo, no sólo debe defender la tierra, el agua y el aire como dones de la creación que pertenecen a todos. Debe proteger sobre todo al hombre contra la destrucción de sí mismo.

El texto continúa desarrollando la línea argumental del desarrollo integral de la persona atendiendo a todos los aspectos individuales y sociales de la misma. Esa vinculación con algunos de los temas más políticamente incorrectos de la Doctrina católica que tienen que ver con la vida, con la familia o con la sexualidad desmonta el estereotipo de un Papa “progre” que enarbola la bandera de los grupos más avanzados socialmente exigentes con los poderes mundiales para pedir un cambio de sistema socio-económico y político. Lógicamente el problema no es el discurso del Papa, en línea con la Doctrina y el pensamiento de la Iglesia, sino el estereotipo que califica a unas posturas de progresistas y a otras de conservadoras. Y lo hace simplificando la realidad e integrando en cada una de ellas las opciones que se debaten en el entorno político. Es la lectura política de la posición del Papa la que impide valorar la aportación que sus palabras tienen en el mundo católico y también fuera de él. Es difícil que la prensa española aplauda que una ecología humana, como la que defienden San Juan Pablo

II y

Benedicto XVI diga cosas como ésta: Es una contradicción pedir a las nuevas generaciones el respeto al ambiente natural, cuando la educación y las leyes no las ayudan a respetarse a sí mismas. El libro de la naturaleza es uno e indivisible, tanto en lo que concierne a la vida, la sexualidad, el matrimonio, la familia, las relaciones sociales, en una palabra, el desarrollo humano integral.

Junto a esa defensa del Medio Ambiente, el Papa también hará mención a algunos poderosos de la tierra, denunciando el acaparamiento de los recursos energéticos. Su voz es clara y profética. Y se refiere abiertamente a grupos de poder, estados y empresas. No será, pues, Francisco, el primero en denunciar los abusos ni en defender las energías renovables, en especial en los países más desfavorecidos: Hoy, las cuestiones relacionadas con el cuidado y salvaguardia del ambiente han de tener debidamente en cuenta los problemas energéticos. En efecto, el acaparamiento por parte de algunos estados, grupos de poder y empresas de recursos energéticos no renovables, es un grave obstáculo para el desarrollo de los países pobres (…) La comunidad internacional tiene el deber imprescindible de encontrar los modos institucionales para ordenar el aprovechamiento de los recursos no renovables, con la participación también de los países pobres, y planificar así conjuntamente el futuro.

Página 140

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

En materia energética, Benedicto XVI defiende el desarrollo de las renovables pero también alerta acerca del acceso de los países más fuertes (de hecho puede interpretarse también como países más ricos, capaces de comprar emisiones de CO2): Hoy se puede mejorar la eficacia energética y al mismo tiempo progresar en la búsqueda de energías alternativas. Pero es también necesaria una redistribución planetaria de los recursos energéticos, de manera que también los países que no los tienen puedan acceder a ellos. Su destino no puede dejarse en manos del primero que llega o depender de la lógica del más fuerte.

4. LA PRESENTACIÓN DE LA ENCÍCLICA LAUDATO SI’ EN LA PRENSA ESPAÑOLA Como se ha visto, la Iglesia no se ha desentendido de la cuestión ambiental en los últimos años. Tras el Vaticano II y, sobre todo, con la figura de Benedicto XVI la Iglesia católica ha dado pasos de gigante construyendo un discurso coherente y valiente en defensa del Medio Ambiente. No solo han sido mensajes bienintencionados sino denuncias claras de los abusos que en torno a los recursos naturales se producen de forma continua en el mundo. A ello se suma la apuesta por reducir el consumo energético y por sustituir las energías contaminantes por energías limpias en la propia Ciudad del Vaticano. Sin embargo, para algunos medios esas noticias no han sido de gran calado y ha tenido que ser la llegada de Francisco y sobre todo su encíclica Laudato Si’ la que vincule a la Iglesia con la cuestión ambiental. Es cierto que se trata de la primera encíclica dedicada por completo a este tema. Hasta ahora, como se ha visto, han sido menciones más o menos extensas en mensajes, homilías o encíclicas sobre otros asuntos las que las han incluido. En eso no puede negarse que es, como publicó ABC (17/06/15), la “primera vez en la historia de la Iglesia en que un Pontífice sienta doctrina sobre ecología. La protección del Medio Ambiente entra por entero en el Vaticano”. Esa afirmación es válida en la medida en que se consolida la línea iniciada antes. También Caritas in veritate “sienta doctrina sobre ecología” aunque no lo hace de forma monográfica. Más difícil es subrayar que “la protección del Medio Ambiente entra por entero en el Vaticano” cuando, incluso de facto, lo había hecho mucho antes. En cualquier caso es cierto que se trata de la primera encíclica específica sobre ecología. Ahora bien, lo que llama la atención es la inexistencia de referencias a lo dicho o hecho por pontífices anteriores. Es más, cuando se hace porque el texto pontificio cita a sus antecesores, el propio periodista desacredita la importancia de los antecedentes. Así lo hemos visto en la cita de Pablo Ordaz publicada en El País:

Página 141

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

Aunque Francisco se esfuerza en demostrar con abundantes citas que sus inmediatos antecesores —Benedicto XVI y Juan Pablo II— ya dijeron cosas por el estilo, o las dijeron en latín o no colocaron bien el acento, porque nunca la repercusión fue tan grande.

Es llamativo el reproche porque la repercusión no depende exclusivamente de la fuente sino de quienes se encargar de difundir aquello que dice ésta. La “repercusión” es la interpretación de los periodistas. Ellos son quienes valoran la importancia de un tema, lo seleccionan, lo jerarquizan y le dan un tratamiento más o menos extenso y profundo. Contrasta la interpretación española frente a otros contextos de referencia como el estadounidense ya comentado. En España, en cambio, la reacción fue escasa o irrelevante pero eso no depende del mensaje –puesto que es el mismo- sino de sus claves de interpretación. Como se ha visto, Benedicto XVI ya vinculaba la defensa de la Naturaleza con la visión de Francisco de Asís pero no es hasta que el Papa Francisco adopta su carisma cuando los medios se dedican a destacarlo. Así lo vemos en un suelto publicado en El País que se titula “Laudato si'’: Francisco evoca a Francisco de Asís”. No es extraño, pues, que en ese contexto, se refieran a “Francisco, el ecologista” pero tampoco en eso la opción es original. Foto 1: ABC adelantó el contenido de la Encíclica el día 15 de junio de 2015 porque el vaticanista Sandro Magister lo desveló antes de su publicación.

Lo que varía no es tanto el mensaje, aunque su formato tenga una importancia objetiva al presentarse en una encíclica monográfica, como el frame, el marco de interpretación. Así puede verse en los titulares de algunos de los principales diarios impresos españoles cuando se presenta la encíclica:

Página 142

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

-

El País

tico”

-

ABC: “El Papa se une a la ciencia en la lucha contra el cambio climático”

-

El Mundo: “La conversión verde del Papa”, “Un Papa tuitero para la casa común”.

-

La Vanguardia: “Teoecología' con PowerPoint”

-

El Periódico: “Francisco invita a una conversión ecológica contra el consumismo”. Foto 2: EL MUNDO presentó la encíclica como una seña más de un Pontificado atípico.

Como se puede ver las claves de interpretación apelan a un cambio en la Iglesia (“conversión”) por efecto de la tecnología (“Power point”, “Papa tuitero”) o por superación de planteamientos anteriores. En ese punto es significativo que se mencione la ciencia pero sobre todo el trasfondo político cuando se da por hecho que la encíclica tumba el cuestionamiento del cambio climático que ha hecho una parte de los líderes vinculados a la derecha (se refiere a la derecha estadounidense pero no cabe duda de que la mención tiene un eco local inevitable).

Página 143

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

En las crónicas publicadas durante esos días, se presenta la postura del Papa como un acto de denuncia hacia los gobiernos o las empresas e incluso se le califica de “contrapoder”. Lo que se hace es insertar su postura en la óptica política. De hecho, el suplemento que publica el reportaje “El Papa como contrapoder” subtitula así el texto: Su primera encíclica, dedicada al calentamiento global, prueba que Francisco cuenta con una agenda política propia”. Incluso lo ponen en relación con la futura campaña electoral norteamericana: “la nueva doctrina ecológica del Vaticano influirá sin duda en las elecciones presidenciales del país. Foto 3: Suplemento Ideas de EL PAÍS, del domingo 21 de junio de 2015.

Quizás en esto podamos hallar alguna explicación a las repercusiones del mensaje ecologista de Francisco, puesto que en los asuntos que se destacan del propio texto no encontramos nada que no hubieran dicho sus antecesores: - urge a los políticos a actuar - pide proteger la “casa común” - vincula el cambio climático con la pobreza y la explotación - alerta de que la Tierra es un depósito de inmundicias - denuncia el materialismo y el consumismo.

Página 144

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Todas esas referencias, como se ha visto, pueden encontrarse en textos anteriores si bien es cierto que no se habla con tanta concreción de fenómenos que los científicos han catalogado y definido, como es el ‘cambio climático’. Por lo que respecta a la opinión, nuevamente encontramos la lectura política. Así, podemos leer en El Mundo (20/6/15): Francisco firmó un contundente llamamiento a defender el medio ambiente y reducir las emisiones de CO2, lo que enfureció a los negacionistas. Jeb Bush, aspirante republicano a la Casa Blanca, aconsejó al Pontífice «olvidarse de la política». ¿Y si los políticos se olvidaran de sus prejuicios?”.

Ciertamente no se puede esperar una postura ajena a la clave política en los textos editoriales, como este suelto, y mucho más cuando se produce esa reacción del político estadounidense. Sin embargo, en contraposición a este enfoque, ABC (19/06/2015) señala la importancia de la contribución del Papa al conservacionismo pero obvia lo político y se centra en la responsabilidad del sistema económico -“critica la «especulación» del actual sistema económico mundial” y da por hecho que su papel entra de lleno en el ámbito de lo social: “el Santo Padre es un referente mundial, también en cuestiones sociales”. En el caso de EL PAIS, podemos encontrar una referencia en el texto firmado por Jorge Marirrodriga en el que afirma: Las encíclicas redactado para quienes no creen. Y fuera tampoco va a sentar bien. El Papa enarbola una reivindicación social inédita en sus formas que a muchos les puede parecer una invasión de su hasta ahora exclusivo territorio ideológico. Francisco denuncia una relación directa entre destrucción del medio ambiente, pobreza y explotación económica y advierte que no sirve luchar contra uno de estos tres factores si no se atacan los otros.

En el texto advierte de esa “invasión” de lo político de la que acusará Jeb Bush al Papa y da por hecho que puede resultar molesta para algunos. Nuevamente encontramos esa sorpresa ante lo que parece un mensaje novedoso nunca antes dado por un Papa al llamarla “reivindicación social inédita” cuando vincula “medio ambiente, pobreza y explotación económica”. Como se ha visto, ya sus antecesores la hacían aunque en este momento lo desconozcan los comentaristas. Llama la atención, sin embargo, que al mismo tiempo que aplaude la valentía de decir cosas incómodas, mantiene una idea basada en los principios que para otros, en anteriores ocasiones, resultaba tan inconveniente, esto es, la vinculación de la defensa del Medio Ambiente y del ser humano desde la óptica de la Iglesia católica:

Página 145

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

En la época de ese mantra convertido en dogma laico que es digital first, Bergoglio contrapone su las personas primero y, con ellas, la naturaleza. Usa la ecología como excusa para hablar del hombre y de Dios. Puede parecer un lio, pero conociendo al Papa porteño, en Laudato Si' hay mucho más que tumultuantur.

CONCLUSIONES 1) La Encíclica Laudato Si’ se presenta en la prensa española como la primera dedicada al Medio Ambiente y el Papa Francisco, como el primer Pontífice preocupado por el cuidado del entorno natural. 2) A pesar de las referencias al cuidado de la Creación de sus antecesores, sobre todo San Juan Pablo II y Benedicto XVI, la presentación de la prensa española ignora o minimiza la importancia de esos antecedentes. 3) Las cualidades que la prensa española atribuye a la encíclica Laudato Si’ están presentes, y no solo de forma embrionaria, en textos anteriores, desde el Vaticano II hasta Benedicto XVI: a. La denuncia de la explotación de recursos y los beneficios de grupos particulares b. El consumismo y los estilos de vida que esquilman los recursos naturales c. La inspiración en San Francisco de Asís y su Canto de las Criaturas d. La necesidad de plantear una ecología humana y una ecología social. e. La interacción del cuidado del entorno y de la persona y su realidad. f. El riesgo de entronizar la Naturaleza por encima del ser humano. g. El poder de los más fuertes y de los gobiernos y corporaciones. 4) El marco de referencia desde el que se interpreta la importancia de la encíclica es político ya que se presenta como una ruptura del Papa respecto a determinados grupos y partidos que cuestionan el cambio climático. 5) Las denuncias del Papa Francisco hacia grupos de poder y lobbies le dan un marcado perfil político que los medios aplauden o cuestionan.

Página 146

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

BIBLIOGRAFÍA “Un valiente alegato en defensa del planeta”, ABC, suelto, 19 de junio de 2015, p. 16. “Mañana con ABC. La primera encíclica ecológica”, ABC, Promoción de Alfa y Omega. 17 de junio de 2015, p.12 Aceprensa, P. (2013). La renuncia de Benedicto XVI, vista por la prensa. Revista de Negocios del IEEM| Abril, 86-89. Benedicto XVI (2005) Homilía en la misa de inicio de Pontificado, 24 de abril de 2005. Recuperado el

17

de

diciembre

de

2014

de:

https://w2.vatican.va/content/benedict-

xvi/es/homilies/2005/documents/hf_ben-xvi_hom_20050424_inizio-pontificato.html. (2006) Ángelus del 27 de agosto de 2006. Recuperado el 17 de diciembre de 2014 de: http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/angelus/2006/documents/hf_benxvi_ang_20060827.html (2007) Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz “La persona humana, corazón de la paz”. Recuperado

el

2

de

mayo

de

2009

de:

https://w2.vatican.va/content/benedict-

xvi/es/messages/peace/documents/hf_ben-xvi_mes_20061208_xl-world-day-peace.html. (2007) Homilía en su visita pastoral a Loreto con ocasión del ágora de los jóvenes italianos, 2 de septiembre

de

2007,

Recuperado

el

10

de

diciembre

de

2015

de:

http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/homilies/2007/documents/hf_benxvi_hom_20070902_loreto.html (2009) Carta Encíclica Caritas in veritate. Boo, Juan Vicente, “El Papa dirige s n», ABC, 15/06/15, p. 48. tico”, ABC, 19/06/15, p. 52-53. Cantavella, J. (2004) Católicos en la prensa. Madrid: Libroslibres. Cartes Barroso, M. J. (2014, noviembre). Los viajes papales y el diálogo interreligioso: el tratamiento informativo de la presencia de Francisco en Tierra Santa según la prensa española. Ponencia presentada al Congreso Universal sobre Derechos Humanos Emergentes y Medios de Comunicación, Sevilla. Disponible en el depósito de investigación Universidad de Sevilla, https://idus.us.es/xmlui/bitstream/handle/11441/31053/Los%20viajes%20papales%20y%20el%2 0di%c3%a1logo%20interreligioso.pdf?sequence=4&isAllowed=y fecha de consulta: 6 de marzo de 2015. Contreras, D. (2007). “Framing” e “new values” nell’informazione sulla Chiesa Cattolica. En Mora, M.J.; Contreras, D. y Carroggio, M. Direzione strategia della comunicazione nella Chiesa. Nuove sfide, nuevo proposte (pp.121-136). Roma: EDUSC. Coronado Morón, D. (2015). El Papa Francisco y su presencia en los medios: Análisis de su representación en la prensa española, Tesis doctoral, Universidad de Málaga. Recuperado el 23

de

mayo

de

2016

de

Página 147

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Pou & Sahuquillo

http://riuma.uma.es/xmlui/bitstream/handle/10630/11451/TD_CORONADO_MORON_Daniel.p df?sequence=1. Corriere della Sera, “Appello ecologico del Papa: salvate il Creato”, 28/08/2006 El País, “Francisco el ecologista”, Editorial, 20/06/15, p. 10. Entman, R. M. (1993). Framing: Toward clarification of a fractured paradigm. Journal of communication, 43(4), 51-58. Escobar, M. (2014). La revolución pacífica: Los cambios que el papa Francisco ha comenzado en la Iglesia Católica. Nashville: Thomas Nelson Inc. Fernández del Moral, J. F. (2004). Periodismo especializado. Barcelona: Ariel. González, P. S., & Castillo, G. P. (2013). La importancia del tratamiento de la religión en medios de comunicación. El caso del Islam en España. Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 19, 449457. Guasch, J.M. (1990). “La prensa”. En VV.AA (ed.) Introducción a los medios de comunicación. Madrid: Ediciones paulinas. Krippendorff, K. (1990). Metodología del análisis de contenido. Teoría y práctica. Barcelona: Paidós Comunicación. Martínez Fábregas, J., & Rodríguez Rey, A. (2010, noviembre). La configuración de las estructuras de poder en torno a las redes sociales. La visita del Papa en Facebook y Tuenti (6-7/11/2010) Ponencia presentada al II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social. Recuperado el 6 de marzo de 2015 de https://idus.us.es/xmlui/handle/11441/31088. Marirrodriga, Jorge: ‘Laudato Si'’: Francisco evoca a Francisco de Asís, El País, 17/06/15, p. 10. Melguizo, Soraya, “La ‘conversión verde’ del Papa”, El Mundo, 19/06/15, p. 43. Cebrián, B. y Mirón, LM (2013) Áreas de Periodismo. Zamora: Comunicación Social, 255-286. Morales, F. C. (2006). El tratamiento del Papa Benedicto XVI en los géneros informativos de la prensa española. Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 12, 103-114. (2007). Aproximación al hecho religioso en la agenda informativa de la prensa española. Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 13, 353-368. Ordaz, Pablo, (2015) “El Papa urge a los

tico”, El País,

19 de junio de 2015, p. 3 Pou Amérigo, Mª José (2012). “Green Pope” o el liderazgo ambientalista de Benedicto XVI. En García Vilardell, Mª Rosa Iglesia Católica y Medio Ambiente (pp-115-122). Madrid: Dykinson. (2006) Cónclave y “apagón” informativo: Información y especulación en la elección de Benedicto XVI. Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 12, 195-218. San Juan Pablo II (1991). Carta Encíclica Centesimus annus, n.37 y 38. Sánchez, J. S., Díaz, P. M., & Ormaechea, S. L. (2013). El impacto de la renuncia al pontificado de Benedicto XVI en la prensa generalista de carácter nacional. El día después. Sphera Publica, 1(13), 19-37.

Página 148

Pou & Sahuquillo

El discurso ambientalista de Benedicto XVI y Francisco en prensa

Stone, D. (2008), “Benedict XVI, the Green Pope”, 17 de abril de 2008. Recuperado el 10 de junio de 2014 de: http://europe.newsweek.com/benedict-xvi-green-pope-86391?rm=eu

Página 149



Comments

Copyright © 2018 ADOC Inc.